Download En el mundo interior del capital/ The Interior World of the by Peter Sloterdijk PDF

By Peter Sloterdijk

A los angeles conexión de relato y filosofía, que constituye los angeles característica más sobresaliente de los libros de Peter Sloterdijk, hay que agradecer que a comienzos del siglo XXI se pueda contar con algo radicalmente revolucionario con respecto a l. a. globalización. Ello es debido a que el autor se toma en serio las consecuencias his

Show description

Read Online or Download En el mundo interior del capital/ The Interior World of the Capital PDF

Similar no-ficcion books

Cocina para Bebes con Barney

Exquisitas recetas para el bebe, soluciones practicas para los angeles mama, una nutricion equilibrada para todos y mucho carino para compartir en familia son los ingredientes que Utilisima y Barney han reunido en este delicioso libro. Sus coloridas paginas estan repletas de informacion util aportada por un equipo de expertos que ha puesto sus conocimientos al servicio de un objetivo claro: colaborar con l. a. mama en los angeles maravillosa tarea de alimentar a su hijo para que crezca sano y feliz, con preparaciones sencillas y tentadoras adecuadas a cada etapa de su desarrollo.

Filosofía iberoamericana en la época del Encuentro

L. a. Enciclopedia IberoAmericana de Filosofía es un proyecto de investigación y edición coordinado por el Instituto de Filosofía del Consejo more desirable de Investigaciones Científicas (Madrid), el Instituto de Investigaciones Filosóficas de l. a. Universidad Nacional Autónoma (México) y el Centro de Investigaciones Filosóficas (Buenos Aires), en el que han colaborado más de 500 especialistas de todos los países pertenecientes a l. a. comunidad filosófica hispanoparlante.

Extra info for En el mundo interior del capital/ The Interior World of the Capital

Sample text

A estos viajeros experimentales siguieron desde el siglo XIX los turistas románticos, que viajaban lt;jos para enriquecerse por medio de impresiones.

Por ello, también la representación más sumaria de las zonas de la Tierra aún inexploradas sigue desde el principio un nuevo ideal metódico: el de un registro uniforme de todos los puntos sobre la superficie del planeta, hecho b~jo el aspecto de su accesibilidad a métodos, operaciones e intereses europeos (y esto significa, en principio, ibéricos); y esto, bien se produzcan los accesos reales sólo siglos después, o no se produzcan nunca. También las famosas manchas blancas sobre los mapas, consignadas como terrae incognitae, oficiaban desde el principio como regiones que había que dar a conocer en el futuro.

Sin embargo, el espacio desde el que se produce el nuevo e irremediable encuentro desde-fuera con el emplazamiento Tierra ya no es el ingenuo cielo de cubiertas de la época anterior a Thomas Digges y Gior41 dano Bruno. Es el espacio eternamente silencioso de la infinitud de los físicos, del que Pascal, previniendo contra la nueva física atea, había confesado que aterrorizaba su ánimo. Si Dante, en su viaje por las esferas-paraíso, al mirar desde el cielo de las estrellas fijas hacia abajo, a la Tierra, hubo de sonreír involuntariamente por su insignificante figura, vil semblante, esta emoción es de otro tipo completamente diferente que el asombro que acompaña el descenso de Humboldt desde los desnudos espacios exteriores hasta la Tierra rebosante de vida.

Download PDF sample

Rated 4.40 of 5 – based on 47 votes