Download El hombre griego The Greek Man (Spanish Edition) by Jean-Pierre Vernant PDF

By Jean-Pierre Vernant

Show description

Read or Download El hombre griego The Greek Man (Spanish Edition) PDF

Similar no-ficcion books

Cocina para Bebes con Barney

Exquisitas recetas para el bebe, soluciones practicas para l. a. mama, una nutricion equilibrada para todos y mucho carino para compartir en familia son los ingredientes que Utilisima y Barney han reunido en este delicioso libro. Sus coloridas paginas estan repletas de informacion util aportada por un equipo de expertos que ha puesto sus conocimientos al servicio de un objetivo claro: colaborar con l. a. mama en los angeles maravillosa tarea de alimentar a su hijo para que crezca sano y feliz, con preparaciones sencillas y tentadoras adecuadas a cada etapa de su desarrollo.

Filosofía iberoamericana en la época del Encuentro

Los angeles Enciclopedia IberoAmericana de Filosofía es un proyecto de investigación y edición coordinado por el Instituto de Filosofía del Consejo better de Investigaciones Científicas (Madrid), el Instituto de Investigaciones Filosóficas de los angeles Universidad Nacional Autónoma (México) y el Centro de Investigaciones Filosóficas (Buenos Aires), en el que han colaborado más de 500 especialistas de todos los países pertenecientes a los angeles comunidad filosófica hispanoparlante.

Extra resources for El hombre griego The Greek Man (Spanish Edition)

Sample text

Así pues, ésa es la cuestión que voy a tratar de seguir en las próximas clases, y quizás hasta el final del curso. ‖. Ahora bien, creo que el problema no consiste tanto en saber quién invirtió el principio de Clausewitz, sino más bien cuál era el principio que éste invirtió o, mejor, quién formuló el principio que él invirtió cuando dijo: ―Pero, después de todo, la guerra no es más que la continuación de la política‖. Creo, en efecto —e intentaré demostrarlo—, que el principio de que la política es la continuación de la guerra por otros medios era un principio muy anterior a Clausewitz, que simplemente invirtió una especie de tesis a la vez difusa y precisa que circulaba desde los siglos XVII y XVIII.

Después de todo, somos juzgados, condenados, clasificados, obligados a cumplir tareas, destinados a cierta manera de vivir o a cierta manera de morir, en función de discursos verdaderos que llevan consigo efectos específicos de poder. Por lo tanto: reglas de derecho, mecanismos de poder, efectos de verdad. O bien: reglas de poder y poder de los discursos verdaderos. Ése fue, más o menos, el ámbito muy general del recorrido que quise hacer, recorrido que realicé, bien lo sé, de una manera parcial y con muchos zigzags.

Pues bien, en vez de plantear el problema del alma central, creo que habría que tratar de estudiar —y es lo que intenté hacer― los cuerpos periféricos y múltiples, esos cuerpos constituidos, por los efectos de poder, como sujetos. Tercera precaución de método: no considerar el poder como un fenómeno de dominación macizo y homogéneo ―dominación de un individuo sobre los otros, de un grupo sobre los otros, de una clase sobre las otras―; tener bien presente que el poder, salvo si se lo considera desde muy arriba y muy lejos, no es algo que se reparte entre quienes lo tienen y lo poseen en exclusividad y quienes no lo tienen y lo sufren.

Download PDF sample

Rated 4.53 of 5 – based on 42 votes